Recuento…caminos

Pensando en el recuento de lo que fue mi año, me vienen muchas imágenes, aromas, colores y personas a la mente. A lo que puedo concluir que fue una montaña rusa; llena de curvas… unas más pronunciadas que otras, algunas rectas y muchas subidas y vueltas de revés. Fue un año lleno de sonrisas, gritos, bailes y… ¿por qué negarlo? una que otra lágrima. Pero en resumen lleno de experiencias y gente increíble que escoges para que te acompañen y sin querer queriendo también guíen.  Nunca he dejado de asombrarme con lo misteriosa y sabia que puede llegar a ser la vida. Muchas veces he creído que hay alguna fuerza invisible que dispone de nosotros y a la que no hay que buscarle sentido o razón; simplemente aceptarla tal cual es. En ocasiones busco entender o analizar con detalle todo, quizás porque me apasiona el ser humano y su manera de reaccionar ante ciertas situaciones.  Quizas también porque necesito sentirme en movimiento y motivada para ser feliz; y eso lo encuentro en momentos que para mí son únicos. Parte de ello radica en observar simplezas que me rodean. Siempre me han gustado las sorpresas y tradiciones… de pequeña solía hacerlas con mi hermano o con las personas que para mí son importantes e invaluables. No escojo a cualquier persona para hacerla parte de una tradición, sonara tonto…  Solo son aquellas en las que creo que puedo confiar o guardar un secreto son las que hago parte de ese pequeño momento que es muy mío y me hace sentir parte de algo. Puede ser porque no me encuentro en mi tierra y a veces siento que no pertenezco a nada o si…

Antes de venirme a España, hablaba con un amigo y me decía: ¿por qué eres tan increíblemente testaruda y viajas tanto? Detente…no te muevas tanto… y recuerdo que le respondía necesito encontrar mi sitio, en donde sienta que pertenezco y soy parte de algo… cuando encuentre ese sitio que me haga pensar que soy parte de algo y que exista algo por lo que creer y apostar, me detendré. Y recuerdo que me respondió entonces ve a buscar ese sitio…tu sitio y conquístalo con esa manera tan diferente que tienes de ser, tan tuya; tan especial y que nadie te haga sentirte mal por ser como eres, con esa inocencia abrumadora que ya no se encuentra catira. Curiosamente me había olvidado de esa conversación, hasta que un día entre tanto y tanto hablando con un Valenciano me lo recordó… me dijo lo tienes todo, solo que no lo sabes… es por personas como ese Oriental y ese Valenciano que escojo recorrer algunos caminos y elijo hacerlos parte de mis tradiciones y mis recuerdos. Quizás pensarán que son tonterías o que sentimental es esta niña Caribeña; sin embargo no me importa… soy así y me enorgullece tener tradiciones y en ocasiones un alma un poco antigua. Así que gracias 2017 por ser una montaña rusa tan maravillosa y con tanta adrenalina ofrecida. A tomar lo aprendido y mejorarlo este nuevo 2018, que estará lleno de miles de páginas y carcajadas para repartir y escoger vivir.

**Foto Principal:©MRoig.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: