Ser o no ser…

Últimamente me he encontrado con un sin fin de situaciones… y la que más prevalece tiene relación con las elecciones. Entre expresarte a viva voz y romper los hilos que manejan las marionetas o ver de frente al maestro que las maneja y en vez de agarrar las tijeras y cortar los hilos, mostrarle que se puede trabajar en beneficio del bien común y no del personal.  Porque de nuevo… insisto mientras sigamos trabajando solo por nuestros intereses personales jamás lograremos ser grandes en todo el sentido de la palabra. Quiero aclarar el concepto de “GRANDE”: no se trata de poder, no se trata de fama… se trata de grandeza visto desde la influencia positiva y la colaboración de todas las partes para alcanzar un resultado beneficioso para todos… Como sería la palabra tan bien conocida y usada en la estrategias de marketing …”win-win”/”ganar-ganar”.
¿No creen ustedes en ello? Conlleva a menores dolores de cabeza, mayores gozos de la vida y sensación de paz y plenitud con tu pensamiento y conciencia. En esta época pude observar patrones que se repiten y como sabrá, querido lector, si el patrón se está repitiendo es porque la lección no ha sido aprendida. Vuelvo a la aceptación… también hay una lección no aprendida pero también hay un acto de conciencia en donde quizás esa situación no puede ser cambiada, simplemente aceptada y desde esa aceptación continuar caminando hacia adelante. Eso sí… defender y aferrarte a lo que deseas a pesar de las vicisitudes y opiniones encontradas, buscando de alguna manera el win-win sin tener que estar vendiendo tu alma al mejor postor. Al final de cuentas si la vendes y no era tu deseo real, la vida volverá a colocarte en ese mismo punto de partida para que finalmente se desarrolle un equilibrio. Ustedes han oído la palabra “KARMA”, en el sentido más simple; la palabra karma viene de la raíz “acción”, dando a entender que cada acción tiene una reacción. Acciones positivas serán recompensadas, las negativas castigadas. Esto es desde el grado más simple sin entrar en profundidad. Pero como toda regla tiene su excepción y en ocasiones a personas buenas le suceden cosas no tan buenas… preferiría que lo vieran como más bien una reacción en cadena. Es decir nuestras acciones se sienten más allá de las personas que tenemos en nuestro perímetro más cercano. Por ejemplo si tengo un mal día y me tropiezo con alguien en la calle y le descargo mi mal humor a esta persona; puede ser que esta persona no reaccione conmigo pero lo que si puede ocurrir es que esta otra persona descargue su malestar en otra que es totalmente inocente de mi mal día; conllevando esto a una reacción en cadena de malas acciones.
Como menciono al pie de la lectura… todo está en las elecciones que decidas tomar y en mi opinión la mejor es aquella que te brinda paz y estabilidad entre el “yo “y el “nos”. ¿Que quiero yo para mí? Y, ¿que quieres tu para ti? Y en función de esas individualidades buscar un punto de encuentro medio que nos permita pensar en el beneficio del “nosotros”.

**Foto principal: ©CuentosdeNiños-b.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: